Politica nacional

Ante los resultados en las PASO: Triunfó la farsa electoral.

16 Ago , 2017  

El resultado de las PASO ha sido celebrado por las patronales, el gobierno y los sectores reaccionarios de la sociedad, y generó profunda preocupación en franjas importantes de las clases trabajadoras y medias.
La maquinaria electoral funcionó a la perfección, imponiendo dos alternativas en la palestra, por un lado a un Kirchnerismo en crisis, pero que contradictoriamente se benefició con el voto de amplias franjas que repudian los ajustes del gobierno y su política, y por el otro un gobierno que centró su eje nuevamente en no volver al pasado, apoyado en las denuncias de corrupción del gobierno anterior.
Según esta lógica, para repudiar las políticas de ajuste de Macri había que votar al Kirchnerismo y para no volver al pasado se debería tener paciencia a este gobierno porque en un futuro incierto el país va a “crecer”.
Este show montado con cuantiosos millones, a través del aparato del estado, las empresas de medios masivos, periodistas o panelistas a sueldo, le permitió a la Coalición Cambiemos obtener el 37% de los votos a nivel nacional, ganando las principales provincias del centro del país, así como estados gobernados por históricos partidos, como los casos de San Luis con los Rodríguez Saa, Neuquén con el MPN y Santa Cruz con los Kirchner.
La celebración anticipada de una supuesta victoria en la Provincia de Buenos Aires, que no fue tal, con el correr de las horas se transformó en escándalo, dado que el gobierno es juez y parte del escrutinio a través del Ministerio del Interior y con el correr de las horas surgen nuevas pruebas de manipulación de los resultados.
La oposición patronal, el peronismo dividido en diversas facciones, facilitó también este resultado, que sin ser aplastante le permite al gobierno intentar avanzar en legitimar el ajuste y obtener apoyo para profundizarlo en todas las formas posibles.
Es destacable la elección realizada por el FIT, que superó el piso en las 22 provincias que se presentó y obtuvo resultados importantes en Jujuy, Salta, Mendoza, Santa Cruz, Córdoba y otras, acercándose a 1 millón de votos en todo el país. No es poco, y puede constituirse en una expresión política de sectores de la clase obrera que vienen sufriendo el ajuste y se preparan para continuar la lucha por el salario, los derechos y las libertades democráticas amenazadas.
Hemos dicho reiteradas veces que los resultados electorales son una expresión distorsionada de la lucha de las y los trabajadores, debido al dominio que ejercen en este terreno los partidos del régimen, a través del dinero, los recursos del Estado y de la mecánica electoral en general, incluyendo los organismos de control, la justicia electoral y demás instituciones que tienen en sus manos el control del proceso y el escrutinio de la “voluntad popular”.
En tal sentido, se trata de utilizar la tribuna electoral para denunciar esa farsa y sus instituciones, mostrando las condiciones de vida y trabajo de las masas y difundiendo las propuestas y el programa de las y los trabajadores. No son nuestras instituciones. Tampoco sus prácticas corruptas ni sus mentiras.
La clase trabajadora debe saber que su fuerza reside en la unidad, organización y movilización que sea capaz de desarrollar, huyendo de todo electoralismo, oportunismo o adaptación a las instituciones del régimen. Es necesario que el odio de las masas por las injusticias que vive cotidianamente, sea transformado en argumentos, en denuncias y desenmascaramiento por los tribunos de la izquierda revolucionaria.
A las pocas horas de terminada la elección, Macri firmó un decreto para cerrar y levantar ramales ferroviarios, y la burocracia de la CGT comenzó a poner en dudas la movilización anunciada hace un tiempo para descomprimir la bronca sin paro, ni movilización ni plan de lucha.
Hemos llamado a votar por el FIT por su programa y los candidatos que lo componen. Participamos de la invitación al acto organizado por Poder Popular en el Obelisco con este punto de vista. Pero esta definición clasista no pretende ocultar los errores políticos ni las actitudes mezquinas de las direcciones del Frente.
Ante el resultado de las PASO, que se expresarán luego de las elecciones de octubre en forma de una ofensiva antiobrera y antipopular, llamamos a la clase trabajadora a votar por el FIT y realizar una campaña clasista, educativa, que prepare las condiciones para las luchas que estaremos obligados a librar luego de las elecciones.
Opinión Socialista llama a desarrollar de cara a las elecciones generales de octubre una intensa campaña educativa, llamando a votar por el FIT y planteando las tareas que las clases explotadas y oprimidas tenemos planteadas para defender nuestros intereses inmediatos e históricos.

Opinión Socialista, 15/8/17

Politica nacional

10 Ago , 2017  

AAPARICION CON VIDA DE SANTIAGO MALDONADO

Politica nacional

Detengamos la Escalada Represiva: APARICIÓN CON VIDA DE SANTIAGO MALDONADO LIBERTAD A JONES HUALA Y AGUSTÍN SANTILLÁN.

7 Ago , 2017  

La desaparición del compañero Santiago Maldonado cuando participaba de la actividad convocada por la comunidad mapuche del Cushamen, Chubut, el lunes 31 de julio pasado, constituye un hecho gravísimo y alarmante para todas las organizaciones de trabajadores y la opinión pública democrática.
Desde entonces, los reclamos por la aparición de Santiago se reproducen por cientos y miles en todas partes, mientras la Gendarmería Nacional, responsable de su desaparición, sólo dio respuestas contradictorias y poco claras, así como los funcionarios políticos responsables (Patricia Bulrich).
La detención de Jones Huala y la represión a quienes se solidarizan con el reclamo por su libertad, así como la de Agustín Santillán en Formosa, constituyen claros atentados a las libertades democráticas y el derecho a reclamar, único verdadero derecho de los explotados y oprimidos.
La escalada represiva del gobierno se siente en todas las luchas obreras, populares, democráticas y de cualquier tipo. Para el gobierno es imprescindible disciplinar a la sociedad y acallar cualquier protesta para imponer el saqueo al salario y los derechos, razón por la cual acude cada vez más a todas las formas de represión y persecución.
El sabado 5 de agosto pasado, el poder político, judicial y policial de Monte Caseros, Corrientes, detuvo arbitrariamente al compañero Guillermo Galantini, docente, dirigente de derechos humanos, militante de Opinión Socialista y candidato a intendente en esa ciudad. La razón? Una pintada de 30 centímetro por 40 en una pared del Concejo Deliberante que dice “que se vayan los que están y no vuelvan los que estuvieron”. El hecho suscitó la movilización inmediata y el repudio de trabajadores y organizaciones de Corrientes y del país, lo que desembocó en su libertad en la tarde de ayer.
El responsable político de este atropello contra un luchador es el gobierno de la provincia y de la ciudad, ambos de Cambiemos, hundidos en la corrupción y acostumbrados a la impunidad.
Desde Opinión Socialista nos pronunciamos por la inmediata APARICIÓN CON VIDA de Santiago Maldonado, sumándonos a las acciones e iniciativas que hagan visible y masifiquen el reclamo.
Es necesario que todas las organizaciones obreras, populares, de derechos humanos y democráticas, mantengamos la movilización unitaria y exijamos a las centrales sindicales el Paro Nacional con Movilización hasta que se ponga freno a la represión y persecución de quienes ejercemos el legítimo derecho a reclamar por nuestros derechos básicos.

Opinión Socialista, 7 de Agosto de 2017.

opinionsocialista,org
Facebook: opinion socilaista de argentina.

 

0011581502

LONCO WEICHAFE

36553

Politica nacional

1 Ago , 2017  

FLYER OS ELECTORAL 2017 - 1

Politica nacional

1 Ago , 2017  

FLYER OS ELECTORAL 2017 - 2

Politica nacional

Ante el intento de expulsión de De Vido en el Congreso: PARA TERMINAR CON LA CORRUPCIÓN, HAY QUE TERMINAR CON EL SISTEMA QUE LA GENERA Y SUS AGENTES

1 Ago , 2017  

Ante el intento de expulsión de De Vido en el Congreso

PARA TERMINAR CON LA CORRUPCIÓN, HAY QUE TERMINAR CON EL SISTEMA QUE LA GENERA Y SUS AGENTES.

En los últimos días ocurrió uno de esos hechos que, a pesar de la superficialidad e intencionalidad con que los políticos burgueses y el periodismo a sueldo lo presentaron, demostró el cuadro de descomposición en que se halla la sociedad capitalista y el régimen político sobre el que se sostiene. Nos referimos al intento de expulsión del ex Ministro de Planificación del kirchnerismo, Julio de Vido, en la cámara de diputados, iniciativa que tomó el macrismo para instalar el eje de la campaña electoral lo más lejos posible del retroceso que perciben las más amplias masas en su nivel de vida.

Con la demagogia que lo caracteriza, y una publicidad ilimitada, el equipo de Cambiemos volvió a utilizar la genuina indignación por los escandalosos hechos de corrupción para utilizarla contra la candidatura de Cristina Kirchner, la que a su vez se monta en el deterioro del poder adquisitivo de los trabajadores y de la clase media, para posicionarse y pedir el voto. Como si la actual crisis económica y social que golpea con mayor crudeza a los sectores más pobres, no fuera también producto de las políticas de su gobierno, aprovecha la lógica “democrática” y el señuelo del recambio.

Sabiendo que no daban los números para su propósito, el juego del oficialismo fue obtener ventaja acusando de complicidad a los legisladores que votaron en contra de la expulsión por el cargo de “indignidad” del corrupto ex Ministro. Tanto a los que, como los peronistas, rechazan de plano la posibilidad de rendir cuentas por los chanchullos propios, como así también a los diputados/a del Frente de Izquierda y los Trabajadores, que se opusieron a esta maniobra pero por razones completamente diferentes.

 

Desde Opinión Socialista saludamos el voto de la izquierda en contra del proyecto oficialista y compartimos el criterio de no reconocerle a ese sector ninguna autoridad para decir quién es “digno” o no, siendo ellos representantes políticos de la clase capitalista, responsables directos de la corrupción más desenfrenada desde que la Argentina existe como país. También prevenimos, como hicieron los diputados del FIT, contra el uso de una herramienta del poder de turno para expulsar a los “indeseables”, como actualmente pretenden hacer en Mendoza contra legisladores del FIT por participar en las actividades del último Paro Nacional del 6 de abril.

Si bien el voto de la izquierda fue acertado porque recupera la línea de independencia perdida con el apoyo al “freno” del 2×1 a los genocidas con que el Gobierno quiso despegarse de la avanzada derechista de la Corte Suprema, también observamos en su argumentación elementos de adaptación que señalamos para alertar sobre los peligros que se ciernen sobre el Frente al que consideramos un instrumento progresivo para que se exprese nuestra clase.

Nos alarma que el PO denuncie un “golpe parlamentario” y, en conjunto con el PTS, planteen que con la condena judicial sí acompañarían con el voto la expulsión. Estos conceptos “constitucionalistas” no hacen más que rescatar a la democracia burguesa dando fe de que sus podridas instituciones puedan solucionar el problema de la corrupción, inherente al propio sistema que ellas sostienen. El entramado de funcionarios de los gobiernos, nacional y provinciales, jueces, policías y sindicalistas corruptos existe en función de asegurar al empresariado más concentrado el monopolio de los negocios con el Estado capitalista, ultra dependiente de los organismos multilaterales y las empresas multinacionales, socias en varios de esos negocios. En ese entramado están el PRO, el kirchnerismo, PJ, Massa-Stolbizer, como lo prueba la crónica periodística, el “archivo” como dicen en los medios. Entonces para terminar con la corrupción hay que eliminar su principal causa: el sistema capitalista y sus agentes. Es nuestra obligación leninista decir esto a la clase trabajadora y mostrar un camino de ruptura con la clase dominante y su Estado.

Hay que marcar la necesidad de una nueva organización de la sociedad, proponiendo desde la izquierda la nacionalización de la economía y su planificación en beneficio de la clase obrera y la clase media en general, en un sistema socialista de producción, donde los propios trabajadores/as controlen la transparencia de los que cumplen funciones públicas. Sin embargo también es preciso reconocer que un Gobierno Obrero y Popular no es la opción que hoy evalúa la mayoría de la sociedad, aunque sienta la necesidad de un cambio que permita al pueblo ejercer una verdadera democracia que sirva a sus intereses más inmediatos e históricos.

Nuestro proletariado, y la sociedad en general, espera una propuesta nueva que ningún partido patronal puede ofrecer, por lo que cada vez hay menos expectativa en los políticos tradicionales. La izquierda puede proponer esa ruptura de una manera accesible y comprensible a amplios sectores, utilizando el llamado a una Asamblea Constituyente que establezca nuevas reglas en beneficio de la mayoría. Pero para imponerla y darle ese carácter es necesario acompañar ese llamado desde las organizaciones del pueblo trabajador, desde los sindicatos y organizaciones obreras, hasta las de desocupados, profesionales, vecinales, feministas, ambientalistas, los colectivos antirrepresivos, de defensa de los derechos de las minorías, etc., y articular un gran movimiento político de los sectores postergados para reorganizar el país sobre nuevas bases. Allí los socialistas podremos participar y, en la medida que cumplamos un rol positivo, llegar a sectores de masas que, en la práctica política, sabrán apreciar mejor nuestro programa en toda su dimensión. La Huelga General y las acciones de masas preparatorias, el Frente Único, el Control Obrero y hasta la necesidad de la autodefensa obrera, podrían ser asumidos a partir de la experiencia.

Pero para eso hace falta que el sector más visible de la izquierda rompa con el electoralismo que la confunde con los políticos tradicionales, y no vea flexibilidad táctica para ganar aliados de la clase obrera en los atajos que el oportunismo toma para engordar el aparato propio, al margen de las masas que, voten al FIT o no, necesitan ser conducidas por un camino que les demuestre  la fuerza de su acción organizada y consciente, además de la inexorable necesidad de liberarse. Esta es la respuesta que debieron dar los voceros de la izquierda en los medios, para mostrar que para acabar con los corruptos y la corrupción hay que terminar con el sistema y los agentes que la generan.

Desde luego, ante tamaña podredumbre del régimen y el deterioro de las condiciones de vida y trabajo, este camino es absolutamente posible.

Opinión Socialista 1/8/2017

IMG_20170725_093157

Politica nacional

POR UNA POLÍTICA REVOLUCIONARIA ANTE LA FARSA ELECTORAL

19 Jun , 2017  

Mientras los padecimientos de las masas se vuelven indescriptibles en todo el país, la clase capitalista y sus políticos transitan la farsa electoral como si esa fuera la realidad, tratando de instalar a toda la sociedad la agenda de una minoría privilegiada y corrupta que está al frente del poder político, mediático y superestructural.
Mientras la mitad de los adolescentes, niños y niñas menores de 14, unos 6 millones de personas en total, se encuentran en la pobreza, los CEO en el poder pretenden bajar aún más los salarios, quebrar a la clase trabajadora que resiste, desarticular a sus organizaciones, recurriendo a la represión, la militarización y la persecución en todas sus formas.Ni los comedores escolares, ni las personas con discapacidad se salvaron de los recortes.
Millones de familias padecen diariamente hambre, falta de trabajo y de oportunidades para satisfacer las más básicas necesidades, mientras los bancos y las multinacionales amasan enormes ganancias.
Los grandes medios de comunicación, empresas beneficiadas por este gobierno, se suman abiertamente a la mentira organizada desde el poder, atacando a los trabajadores en lucha y especialmente a sus organizaciones, buscando demonizarlos y debilitar la resistencia.
He aquí la cruda realidad de millones de trabajadoras y trabajadores que no aguantan más y salen a la lucha, incluso contra la complicidad de la burocracia sindical, que le dio al gobierno todo el tiempo que necesitó para llegar a esta situación, y le sigue dando.
La bronca que se mastica diariamente en los barrios y lugares de trabajo tiende al desborde de los cuerpos orgánicos, dominados por burocracias anquilosadas que le temen más a la movilización de las masas trabajadoras que al ajuste del gobierno. Algunos sectores colaboran abiertamente con las patronales y Macri, como acaba de hacerlo la cúpula de la UTA, y otros lo enfrentan a su manera, sin recurrir a una lucha en serio, construída por los protagonistas, como la dirigencia de la CTA.
Ninguno de ellos están interesados en la movilización de las masas, porque saben que el descontento no es sólo contra el gobierno sino también contra la dirigencia sindical que le dio tiempo, se negó a llamar a un paro nacional hasta que no pudo impedirlo, para luego retornar a la parálisis.
Hace falta un plan de lucha, coordinado y unificado en acciones nacionales como el paro, en la perspectiva de la huelga general que se proponga derrotar al gobierno del ajuste.
Las patronales y sus representantes pretenden que las masas acepten que las elecciones, que ellos manipulan como quieren, son un ámbito de decisión democrático. Nada más falso. La “democracia” de este régimen no tiene nada de democrático para la clase trabajadora. Es el régimen de los políticos profesionales de una clase corrompida, entregada a los privilegios que da el poder para servir a los intereses de unos pocos.
Ante tamaña ofensiva contra los explotados y oprimidos, toda la izquierda debería estar preparando las condiciones para la rebelión contra el macrismo y el régimen en su conjunto. Y la primera condición es la unidad de acción. Tanto el Frente de los Trabajadores y la Izquierda como Izquierda al Frente deberían proveer una sola opción electoral ante los candidatos del régimen. No hay razón para que haya dos expresiones de izquierda con un programa similar y con una militancia que, más allá de sus matices, pertenece al campo de la izquierda socialista.
La militancia revolucionaria debe intervenir en la farsa electoral para disputar la conciencia de las masas, desarrollar en ellas una intensa agitación acerca de la necesidad de rebelarse contra las condiciones de vida y trabajo a las que estamos sometidos. Es una tribuna formidable para desenmascarar la podredumbre de un régimen político que queremos derribar y para mostrar el camino de la lucha, la organización y la movilización independiente que hace falta para derrotar al gobierno.
Advertimos a la militancia revolucionaria que jugar en el terreno del enemigo de clase tiene sus riesgos, los que debemos prevenir teniendo una política que responda al interés de conjunto de las masas trabajadoras.
Con este punto de vista, Opinión Socialista participará de las próximas elecciones, desplegando con todas nuestras fuerzas una campaña contra la farsa del régimen. Si tendremos o no candidatos en las listas, dependerá de la respuesta que recibamos de parte de las organizaciones de la izquierda socialista.

Opinión Socialista. 14/6/17.

Politica nacional

ANTE EL FALLO INFAME DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA: MOVILIZARSE MASIVAMENTE PARA QUE LOS GENOCIDAS SIGAN EN LA CÁRCEL

9 May , 2017  

La Corte Suprema de Justicia acaba de emitir un fallo infame por el cual facilita que los genocidas de la dictadura militar, que pagan justas condenas por las atrocidades cometidas durante años, obtengan de a poco su libertad.
La aplicación del 2 por 1, un beneficio dirigido a quienes esta misma justicia mantiene detenidos en cárceles durante largos años, sin juicio, nunca se aplicó a los delitos de lesa humanidad y no se encuentra en vigencia. La ley 24-390 estuvo vigente entre 1994 y 2001.
Sin embargo, los argumentos leguleyos de los magistrados se centran en que debe aplicarse la ley más benigna, algo que producirá la libertad de muchos genocidas más, que irán tras este verdadero guiño dado nada menos que por al máximo tribunal de justicia del país.
El fallo fue adoptado por tres votos a favor y dos en contra, entre éstos últimos el del presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, quien luego de habilitar el tratamiento del tema pretende salvar la ropa en algo que, es consciente, va a merecer el repudio público.
Este fallo tiene, sin embargo, un carácter enteramente político, en consonancia con un gobierno que pone en dudas la cantidad de desaparecidos, habla del “curro” de los derechos humanos, y sobre todo representa la continuidad de los intereses económicos y sociales que se beneficiaron con la dictadura y sus atrocidades.
La Corte Suprema, con la hipocresía propia de los enemigos del pueblo trabajador, acaba de cumplir con un propósito político del gobierno y la minoría privilegiada que tiene las manos manchadas con la sangre de los 30.000 compañeras y compañeros desaparecidos.
El fallo confirma el entramado de impunidad que une a las instituciones del régimen, entre las que se destaca la justicia, la misma que se le negó durante años a los familiares de las víctimas, a la clase trabajadora que ve pisotear sus derechos, a las mujeres víctimas de femicidios y violencia y a tantos más.
Es un fallo que merece un repudio masivo de las y los trabajadores, las organizaciones de derechos humanos, sindicales, democráticas, de mujeres, estudiantiles; debemos ganar las calles para frenar esta escalada y derrotar este intento de disciplinamiento, de olvido y de perdón a los verdugos del pueblo.

NOS SUMAMOS A LA MOVILIZACION CONVOCADA POR EL
ENCUENTRO MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA
PARA EL 10 DE MAYO A LAS 18 hs. DE CONGRESO A PLAZA DE MAYO

Concentramos 17.30 hs en Callao y Bme Mitre.

ABAJO EL 2X1 GENOCIDAS