FLYER ELISA 1

Politica nacional

A un año del asesinato de Elisita Mathews y a pesar del imperialismo criminal, Colombia Vive.

2 May , 2018  

Hace un año asesinaron a Elisita Mathews . Su crimen impune es una vergüenza abierta en el costado de los delincuentes que gobiernan esta América Latina para sojuzgarla, para atarla al carro del imperialismo.

Su muerte es la muestra palpable del cinismo de las fuerzas internacionales que son capaces de nombrar Premio Nobel de la Paz a un presidente como  Juan Manuel Santos que niega la existencia de paramilitares y sicarios, asesinos de Elisita. ¿Por qué no sería premio Nobel de la Paz un negador, si lo fue Obama también, a pesar de no pasar un solo día de su mandato sin librar guerras en el mundo entero?.

El proceso de paz colombiano corre el peligro no sólo de empantanarse, si no de transformarse en una trampa mortal para las fuerzas clasistas y combativas de ese país y de la zona.  Al cinismo de Santos se corresponde el silencio cómplice de los medios nacionales e internacionales que venden la imagen de un país “normal” cuando en realidad se  trata de una cotidianeidad bañada de violencias y desapariciones.

Más de 300 luchadoras y  luchadores obreros y campesinos han caído bajo las balas del sicariato y de los paramilitares desde que comenzó el proceso de paz con las FARC.  Las promesas de tierras y de introducción de nuevos cultivos son palabras al viento por parte de un gobierno que facilita la amnistía para los batallones paramilitares de la muerte y les niega a los campesinos la posibilidad de una vida digna.

A eso debemos agregarles los casos como los de Elisa Mathews, víctimas de los intentos de estos grupos que intentan hacer caer bajo las balas los intentos de organización independiente de campesinos y de obreros en Colombia.

Es necesario decir también que en el caso de Elisa, su país de origen – Chile- es garante de los acuerdos de paz y que ni aún así fue capaz de reaccionar ante su asesinato, demostrando de esta manera que los intereses políticos de las clases dominantes están lejos de ser separados por las fronteras; es la clase lo que separa nuestros intereses.

Luchar por el esclarecimiento de este crimen es pelear por echar luz en lo más obscuro y feroz del imperialismo y es iluminar la necesidad de la fuerza solidaria que construya  un futuro colectivo. Así lo entendieron Daniel y Paula –sus padres- , que tomaron  la imagen de su amor como bandera para multiplicar el reclamo de justicia, de paz y de denuncia a las acciones del imperialismo en Colombia y en el continente.

Así lo entendieron los exiliados colombianos de gran parte del globo y distintas fuerzas que nos fuimos sumando a la campaña “Colombia Vive”, que surgió del esfuerzo de estos dos camaradas para transformar su dolor en  una siembra colectiva.

Desde Opinión Socialista acompañamos este esfuerzo y nos sumamos apenas comenzó a desarrollarse esta campaña, entendiendo que la paz no es una tarea que puedan cumplir las fuerzas pro imperialistas como la de Santos o las diferentes variantes de la oligarquía colombiana ni de la burguesía americana; es una tarea de la clase obrera, del campesinado y el pueblo pobre, que deberán tomar en sus manos los pasos necesarios para concluir con la barbarie asesina que azota a América Latina.

En ese camino estamos, sumándonos al reclamo del esclarecimiento de Ayotzinapa – México-, de justicia por Santiago Maldonado y Rafael Nahuel  en Argentina y al pedido para que cesen el accionar los”paras” en Colombia.

Porque frente a la política cínica del imperialismo y sus aliados, corresponde poner en pie una alternativa antiimperialista y socialista que realice las tareas inconclusas de esclarecer los crímenes del imperio y liberar a los trabajadores y al  pueblo pobre de la geografía americana .

 

Opinión Socialista

02/05/18

 



Comments are closed.