Politica nacional

Ante los resultados en las PASO: Triunfó la farsa electoral.

16 Ago , 2017  

El resultado de las PASO ha sido celebrado por las patronales, el gobierno y los sectores reaccionarios de la sociedad, y generó profunda preocupación en franjas importantes de las clases trabajadoras y medias.
La maquinaria electoral funcionó a la perfección, imponiendo dos alternativas en la palestra, por un lado a un Kirchnerismo en crisis, pero que contradictoriamente se benefició con el voto de amplias franjas que repudian los ajustes del gobierno y su política, y por el otro un gobierno que centró su eje nuevamente en no volver al pasado, apoyado en las denuncias de corrupción del gobierno anterior.
Según esta lógica, para repudiar las políticas de ajuste de Macri había que votar al Kirchnerismo y para no volver al pasado se debería tener paciencia a este gobierno porque en un futuro incierto el país va a “crecer”.
Este show montado con cuantiosos millones, a través del aparato del estado, las empresas de medios masivos, periodistas o panelistas a sueldo, le permitió a la Coalición Cambiemos obtener el 37% de los votos a nivel nacional, ganando las principales provincias del centro del país, así como estados gobernados por históricos partidos, como los casos de San Luis con los Rodríguez Saa, Neuquén con el MPN y Santa Cruz con los Kirchner.
La celebración anticipada de una supuesta victoria en la Provincia de Buenos Aires, que no fue tal, con el correr de las horas se transformó en escándalo, dado que el gobierno es juez y parte del escrutinio a través del Ministerio del Interior y con el correr de las horas surgen nuevas pruebas de manipulación de los resultados.
La oposición patronal, el peronismo dividido en diversas facciones, facilitó también este resultado, que sin ser aplastante le permite al gobierno intentar avanzar en legitimar el ajuste y obtener apoyo para profundizarlo en todas las formas posibles.
Es destacable la elección realizada por el FIT, que superó el piso en las 22 provincias que se presentó y obtuvo resultados importantes en Jujuy, Salta, Mendoza, Santa Cruz, Córdoba y otras, acercándose a 1 millón de votos en todo el país. No es poco, y puede constituirse en una expresión política de sectores de la clase obrera que vienen sufriendo el ajuste y se preparan para continuar la lucha por el salario, los derechos y las libertades democráticas amenazadas.
Hemos dicho reiteradas veces que los resultados electorales son una expresión distorsionada de la lucha de las y los trabajadores, debido al dominio que ejercen en este terreno los partidos del régimen, a través del dinero, los recursos del Estado y de la mecánica electoral en general, incluyendo los organismos de control, la justicia electoral y demás instituciones que tienen en sus manos el control del proceso y el escrutinio de la “voluntad popular”.
En tal sentido, se trata de utilizar la tribuna electoral para denunciar esa farsa y sus instituciones, mostrando las condiciones de vida y trabajo de las masas y difundiendo las propuestas y el programa de las y los trabajadores. No son nuestras instituciones. Tampoco sus prácticas corruptas ni sus mentiras.
La clase trabajadora debe saber que su fuerza reside en la unidad, organización y movilización que sea capaz de desarrollar, huyendo de todo electoralismo, oportunismo o adaptación a las instituciones del régimen. Es necesario que el odio de las masas por las injusticias que vive cotidianamente, sea transformado en argumentos, en denuncias y desenmascaramiento por los tribunos de la izquierda revolucionaria.
A las pocas horas de terminada la elección, Macri firmó un decreto para cerrar y levantar ramales ferroviarios, y la burocracia de la CGT comenzó a poner en dudas la movilización anunciada hace un tiempo para descomprimir la bronca sin paro, ni movilización ni plan de lucha.
Hemos llamado a votar por el FIT por su programa y los candidatos que lo componen. Participamos de la invitación al acto organizado por Poder Popular en el Obelisco con este punto de vista. Pero esta definición clasista no pretende ocultar los errores políticos ni las actitudes mezquinas de las direcciones del Frente.
Ante el resultado de las PASO, que se expresarán luego de las elecciones de octubre en forma de una ofensiva antiobrera y antipopular, llamamos a la clase trabajadora a votar por el FIT y realizar una campaña clasista, educativa, que prepare las condiciones para las luchas que estaremos obligados a librar luego de las elecciones.
Opinión Socialista llama a desarrollar de cara a las elecciones generales de octubre una intensa campaña educativa, llamando a votar por el FIT y planteando las tareas que las clases explotadas y oprimidas tenemos planteadas para defender nuestros intereses inmediatos e históricos.

Opinión Socialista, 15/8/17



Comments are closed.