Politica nacional

Rosatti, 2×1 e impunidad

9 May , 2017  

En estos días del 2×1 mucho se ha hablado de los votos de la nueva mayoría macrista de la Corte Suprema conformada por Higton, Rosenkrantz y Rosatti. Se ha hecho referencia a la pertenencia a Clarín de Rosenkrantz , al favor que Higton le debe su cargo a Macri por no jubilarla y Rosatti su nombramiento.

 
Pero no se menciona el prontuario de Rosatti y sus crímenes contra los trabajadores a lo largo de su extensa carrera como funcionario público. En 1993 fue designado Secretario General de la gobernación de Santa Fe en el primer mandato de Reutemann. En ese nefasto gobierno se liquidó el Banco Provincial de Santa Fe y se consagró la impunidad de los genocidas con la quema de archivos de la ex Dirección General de Informaciones. Se produjo la privatización de los servicios públicos y se endeudó la provincia al compás del menemismo. Rosatti fue actor de gran importancia desde su lugar.
 
En 1994 fue vicepresidente del bloque del PJ en la Convención Constituyente que posibilitó la reelección de Carlos Menem.
 
En 1995 fue intendente de Santa fe, y en 1997 cometió uno de los crímenes de orden público más graves siendo parte de la inauguración de la defensa oeste de la ciudad, que al estar sin terminar posibilitó en 2003 el ingreso del agua que generó la peor inundación de la historia de la ciudad durante el segundo mandato de Reutemann . 130000 inundados, más de 120 muertos y una marca imborrable en los trabajadores y los sectores populares es lo que Rosatti posibilitó con su alegre inauguración.
 
Fue Procurador del Tesoro y en 2004 designado Ministro de Justicia por Néstor Kirchner. Desde ese lugar no tuvo problemas de ningún tipo para presionar a la Oficina Anticorrupción Nacional para que no investigue a Reutemann por la inundación del 2003.
 
Es así que luego de 10 años de no tener cargos públicos, aparece en la Corte Suprema de la mano de Macri. Sin más banderas que su propio interés, este funcionario de Reutemann, Menem, Obeid, Kirchner y ahora aliado de Macri, pone nuevamente su pluma y su accionar a disposición del gobierno de turno para atacar a los trabajadores.
 
Estos personajes son una muestra clara de la debacle de las instituciones del sistema. La corrupción de la Corte Suprema no tiene que ver con tal o cual soborno cobrado o no en un momento determinado, si no con su accionar permanente contra los intereses de los trabajadores y el pueblo pobre.
 
Estas instituciones y estos funcionarios deben ser destituidos de manera inmediata por ser cómplices de la impunidad de los genocidas, enemigos declarados de los trabajadores y el pueblo pobre. Hoy nos movilizamos en contra del 2×1, pero debemos continuar la movilización hasta lograr terminar con todas las instituciones corruptas del régimen. Una Asamblea Popular Constituyente debe poner en píe nuevas instituciones, nuevos organismos y formas de gobernar el país.
 
Guillermo de los Hoyos
 Rosatti, 2x1 e impunidad.


Comments are closed.