posadas

Comunicados de prensa,Politica nacional

UNA VEZ MÁS, EL HILO SE CORTA POR LO MÁS DELGADO

18 Feb , 2016  

Una sucesión de eventos desafortunados, fue lo que provocó que el resonador del Hospital Posadas se tragara una silla de ruedas. No fue boicot ni sabotaje, sino un accidente, en tal caso un error involuntario.
Pero se quiere aprovechar este hecho, sumado a otros de la misma índole, para ganar consenso entre la opinión pública y poder descargar así, de la manera más brutal, el ajuste contra los trabajadores del Hospital, despidiendo a mansalva, en una caza de brujas disfrazada de buena gestión.
La desidia y corrupción de gestiones anteriores, provocaron el deterioro de vastos sectores del Hospital, llevándolo, como denunciamos muchas veces los trabajadores, al borde del colapso.
El sector de resonancia y tomografía está mal señalizado (con las advertencias de peligro de campo magnético mal colocadas), no hay puerta separadora que impida el ingreso, en el horario del hecho (turno noche franquero) no hay personal administrativo ni ayudante que reciba o traslade a los pacientes. No hay en el lugar camillas o sillas de ruedas especiales (de aluminio) a pesar de que hay innumerables notas del personal del sector reclamándolas.
Por todo esto, si hay que investigar a alguien no es precisamente a los trabajadores sino a los funcionarios de las diferentes gestiones anteriores (Spaccavento, Latorraca, y aun las que le precedieron), por delitos que van desde incumplimiento de los deberes de funcionario público hasta corrupción y malversación de fondos.
Pero como se trata de una operación política y mediática con la intención de avalar despidos masivos, se les da inmunidad e impunidad a los funcionarios y se investiga a los trabajadores.
Más aun, no es solo la corrupción de las gestiones anteriores del hospital, la causante de estos hechos, sino el deterioro y la debacle de la salud pública en general, resultante de las políticas de los gobiernos de la burguesía que usan la plata para, entre otras cosas, pagar la deuda externa, en lugar de invertirla en salud y educación. Al punto en que no se avergüenzan en decir que es el único resonador gratuito en toda la zona oeste del Gran Buenos Aires.
Es necesario entonces que los trabajadores del Hospital, salgamos a denunciar bien fuerte y claro esta situación, exigiéndole a los gremios que se pongan al frente de esta pelea, porque como decimos desde hace años, el Hospital Posadas no se vende, se defiende.
Karina Dolores Almirón
Integrante de la Agrupación trabajadores en lucha del Hospital Posadas.

Integrante de la agrupación Trabajadores en Lucha del Hospital Posadas.



Comments are closed.