Ni una menos

Género

3 de junio: UN SALTO CUALITATIVO DE LA CONCIENCIA SOCIAL

5 Jun , 2015  

 

El patriarcado, sostén del sistema de opresión de la mujer y la explotación de los asalariados, ha sido puesto en jaque por millones de personas que llenaron las plazas de casi todo el país.

La consigna unificadora de semejante movilización se destaca ahora, como una de las más importantes, en el marco de las demandas democráticas.

“Ni una menos” puede traducirse también como “Ninguna más” porque no solo estuvieron presentes las mujeres golpeadas, sino también las mujeres que con un alto grado de conciencia de género han sido pioneras durante años de un colosal despertar, con marchas, concentraciones y encuentros feministas. Desde aquellos Encuentros realizados en el año 1986, todas han enfrentado a un régimen y un sistema decadente que otorga impunidad a los delincuentes más degradados de la escala social amparados bajo la cobertura y complicidad de organismos represivos, junto a las instituciones conservadoras del statu quo reinante, como la Iglesia Católica.

Sin duda a los  organizadores  del “ni una menos” les preocupó que la gran movilización no tuviera contenido clasista, para asegurar así la participación masiva y también la de funcionarios oficialistas, políticos opositores de la burguesía y artistas.

La izquierda socialista consideró que, al margen del contenido ideológico, la masiva expresión popular era un hecho extraordinariamente progresivo porque ponía en la calle, como protagonista principal, a una población ansiosa de expresar su estado de ánimo respecto del régimen en el que proliferan semejantes signos de barbarie.

Al revés de lo ocurrido en otras movilizaciones, a ésta no dejaron de sumarse, felizmente, las sectas ultraizquierdistas, pretextando el carácter burgués de su dirección. ¡En buena hora!

Las mujeres de Opinión Socialista, como siempre, estuvieron presentes  recordando a Melina, Chiara, Lola, Wanda y Marita, víctimas, entre muchas otras, de la sociedad patriarcal.

Con paciencia, perseverancia y buena propaganda socialista, no solo electoralista, seguirá avanzando, sin duda, la conciencia social bajo la conducción política de un partido revolucionario que posibilitará el cambio de régimen  y de sistema.

Foto: Karina Almirón

Escrito por Horacio Lagar

Dirigente de Opinión Socialista



Comments are closed.