Gendarmería Rosario

Politica nacional,Sociedad

Oficialistas y opositores de derecha, una sola respuesta: ¡mano dura!

25 May , 2015  

Frente al reclamo de inseguridad, una sola respuesta

Mientras el legítimo reclamo de seguridad crece y se hace sentir en los barrios de todo el país mediante marchas, escraches, asambleas, puebladas, los iluminados administradores de los fondos de todos, solo tienen una respuesta: mano dura.

Los trabajadores, los habitantes pobres de las grandes ciudades son expuestos, cada día, a las peores atrocidades de la inseguridad; las muertes son moneda corriente en los barrios, villas y asentamientos y el narcotráfico dirige el pulso del crecimiento económico mientras se cobra la vida de los que van a trabajar y de sus hijos.

El kirchnerismo y los partidos que dirigen las distintas provincias pretenden desconocer que este flagelo ha ido creciendo a la par de la marginalidad que durante años provocan la falta de trabajo, la falta de seguridad social, y de garantías que permitan acceder a las necesidades básicas, hoy, insatisfechas para una gran parte de la población.

La exclusión que provoca no tener condiciones de insertarse en un trabajo, una escuela, un lugar de esparcimiento, un lugar digno para vivir, no pueden ser solucionados mediante el crecimiento de efectivos policiales o gendarmes que en nada se relacionan con la tan nombrada “pacificación”. Los efectivos puestos en la calle no van a solucionar ninguno de los problemas centrales que nos acosan porque no son más que parte de un aparato dispuesto a reprimir y sembrar el terror y que llevan en su haber la muerte de gente inocente o desapariciones forzadas.

Sin ir más lejos, Rosario es escenario del acuerdo entre el gobierno nacional, el gobierno provincial y el gobierno municipal (donde el PS gobierna desde hace 22 años) para llenar de policías y gendarmes algunos de los barrios más pobres de la ciudad, mostrándolos con la “solución mágica” para este flagelo. Sin embargo, estos mismos gobiernos han sido cómplices del crecimiento escandaloso del narcotráfico y han tolerado el empobrecimiento de grandes sectores de la ciudad que perdieron sus puestos de trabajo por cierre de fábricas o comercios y, en consecuencia, vieron disminuido su bienestar y se vieron condenados a vivir desempleados con subsidios o planes de miseria. Serán entonces los que viven en estos barrios y sufren el crecimiento de la delincuencia, los que ahora sufran -además- las requisas, los allanamientos, los enfrentamientos, y sean considerados delincuentes en su totalidad por el solo hecho de pertenecer a un lugar olvidado por sus dirigentes.

Desde Opinión Socialista, rechazamos el desembarco de la gendarmería en Rosario y llamamos a coordinar acciones por el legítimo reclamo de políticas que mejoren las condiciones de vida del pueblo trabajador:

Urbanización de todos los barrios que incluya lugares de esparcimiento, polideportivos, escuelas.

Planes de viviendas sociales.

Ningún trabajador despedido.

Basta de acuerdos entre el narcotráfico y la policía.

Foto: Brújula Comunicación

Comisión directiva AMSAFE Rosario.



Comments are closed.